lunes, 26 de octubre de 2009

Cuando el sentimiento se va a la B


El verdadero descenso se sufre en el amor. En el fútbol, en cambio, el padecimiento es pasajero. Así dure toda la vida.

Los equipos pierden la categoría y sus hinchas se consuelan con que van a volver.
Los que se separan (o los que se sienten que los separaron) no tienen un consuelo semejante.

El descenso en el fútbol es circunstancial. Lo resolvió alguna vez y para siempre el hincha, que nunca dejará de
atesorar en su corazón la secreta esperanza de que su equipo volverá a ascender.

Auténticos sufrientes son los que bajaron del amor al desamor. Ellos no pueden darse el lujo de los futboleros.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

haciendo catarsis amigo?... te entiendo, no sabés cuánto

beso enorme desde este rincón del mapa (ya sabés cuál)

El negro dijo...

Arriba Flaco, a levantar el ancla y sacudir la modorra, que las mujeres macanudas y hermosas abundan, vamos que siempre fuiste un jugador de toda la cancha.
El flaco se va de la B, el flaco se va de la B, se va porque tiene huevo y le sobra facha para no volver...

Alexis dijo...

Es cierto, coincido con tu post.

linyera dijo...

cito a tus amigos yoruguas, nunca mejor el dicho:
VAMO´ARRIBA!!!!
te quiero mucho.

marce / lechu dijo...

Se agradecen y se valoran muchísimo las adhesiones, el apoyo y las exageradas (aunque gusten) demostraciones de afecto.

abrazos a todos y todas!

el fantasma del brasilero ademir dijo...

Rodriguez usted es un grande..siempre saca temas que me psan de cerca...como ud dice no me baje los brazos...
y como dice don julio todo pasa

Sonia dijo...

Qué lindo post Marcelo!!
Los voy a extrañar mucho.

Anónimo dijo...

que decir!!! nose, que el amor se transforma, pero no es desamor.
Rodriguez, eso es para decir cosas importantes, como que ud es un grande,y a los grandes no se los comprende, achicate entonces!!! mal chiste....