lunes, 8 de marzo de 2010

El Che vive


Mónica Nielsen es la presidenta de un club que lucha “Hasta la victoria siempre”, aunque difícilmente logre refrendar ésa frase en la cancha. De hecho, el equipo terminó penúltimo en las tres temporadas que compitió en la Liga Regional de Colón, Córdoba.
Pero esta ex militante socialista cuenta orgullosa que preside “más que un club”. Lejos de la jactancia del Barcelona, aquí el eslogan tiene auténtica razón de ser. Basta un ejemplo demoledor: no se venden jugadores porque la mujer de 50 años que todos llaman “La Moni” combate el negocio con la idea suprema de que “las personas no son mercancías”. Y si eventualmente hay un jugador que cobra interés en el mercado futbolero, se le firma el pase libre; ella está segura de que un futbolista que se va aportará a la causa desde afuera. Este equipo de fútbol de Jesús María, bien distinto a lo conocido, se llama como ninguno otro en el mundo: Ernesto Che Guevara.
Para honrar al hombre que dedicó su vida a la Revolución, la camiseta lleva su imagen y no se mancha con publicidades, a pesar de las necesidades económicas.
“En nuestro caso el nombre del club revela el contenido de lo que representamos. No es solo la denominación, como sucede con Belgrano o San Martín”, aclara Nielsen.
Fundado el 14 de diciembre de 2006, el club ya cuenta con 60 jugadores, distribuidos entre Primera, Reserva, sub 16 y sub 12.
Ni siquiera la ausencia de goles afloja el impulso de hombres y mujeres que motorizan este pedacito de historia. Saben que será vital para el éxito de su empeñada tarea trascender el ámbito deportivo. “El Che peleaba por una causa; nosotros, por otra: sacar a los chicos de la calle”, dice Wilson, un albañil de 20 años, que los domingos es delantero de este particular equipo.
En la nueva temporada de fútbol vuelven a arrancar con la idea de ser mejores personas y, tal vez, dar el golpe para imponerse al resto de los diez equipos de la Liga. Mientras, Mónica Nielsen aventura “un año de gran crecimiento”. Ella nunca deja de soñar. Y de pensar que si el Che estuviese vivo jugaría, orgulloso, en su propio equipo.

4 comentarios:

MD dijo...

Hace 20 añosen me separé para siempre de mi primer amor, el América de México.

Desde entonces he estado tras un equipo al cual apoyar. Y bueno, creo la búsqueda ha terminado.

Gran post Marce.

Queridos

Negro dijo...

¡Que lindo jugar para el quipo del Che!

Anónimo dijo...

Que delicia de relato. TYo tambien me sumo como hincha del equipo del Che!!

Hasta la victoria siempre!!

Anónimo dijo...

Y siempre con la victoria. Glorioso sería escuchar las bocinas del Estadio Azteca diciendo "gol anotado por Ernesto "Che" Guevara

Elías