lunes, 25 de mayo de 2009

Cubanitos


Una vez me contó mi amigo Sebastián que, estando en Cuba, presenció una clase para chicos de siete años. En aquel hervidero escolar, Juana, una maestra de geografía, jugaba con sus alumnos.
El ejercicio consistía en que los chicos acertaran el gentilicio de los habitantes de países que ella enumeraba.
—¿Cómo se llaman los que nacen en Argentina? —preguntaba la simpática muchacha.
—Argentinos —contestaban a coro.
—¿Y en Bolivia? —desafiaba Juana.
—Bolivianos —se escuchaba decir entre sonrisas.
De pronto, la maestra frunció el ceño y, sin perder la picardía, interrogó:
—¿Y en Estados Unidos?
Ante la mudez reinante, un niño por fin se animó:
—Imperialistas, señorita.
Cuando terminó la clase, mi amigo se acercó a Juana para saludarla. Y, de paso, comentarle el episodio del niño que respondió sobre Estados Unidos.
—¿Sabe qué pasa, chico? —lo interpeló ella con su tono caribeño—. Aquí los niños no son ningunos tontos.
Lejos de acertar en el retruque, mi amigo disparó:
—Raro, son pícaros a pesar de que no juegan al fútbol.
—Es cierto, aquí casi no se juega al fútbol —le respondió ella.
Y siguió:
—Pero aquí vivió el fútbol.
Por último, ante el asombro de Sebastián, Juana soltó una pregunta retórica, con fina ironía:
—¿O no conoce usted a Maradona?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

brillante el blog.

aguante defe, carajo

Leandro dijo...

Excelente idea Marce.
Un abrazo,

Consi

AYE dijo...

Yo a esto lo publicaría en el libro "El fútbol a sol y sombra".
Besos!

Anónimo dijo...

Buenísima idea, excelentes textos y mejores contenidos. Celebro la iniciativa (pero igualmente recordá que nos vigilan constantemente)

Ariel dijo...

Sublime Flaco, para cuando el libro con la recopilación de todos los cuentos. Lo de Toto me emociono.-

Carla dijo...

Es dificil decir algo cuando nos desborda la felicidad. Una vez más, te veo demostrando todo la brillantez y maravilla de pensamiento. Increíble

MATIAS dijo...

MUY BUENO...