viernes, 26 de junio de 2009

El crack de la afición popular


Ahí está el poderoso, casi infranqueable a la imaginación del mundo. Como esos defensores férreos que son impasables no porque sepan marcar, sino por su capacidad de amedrentamiento. Ese es Estados Unidos, un país rico, demasiado rico, que da vergüenza ajena de tanta ostentación artificial. Y, a la vez, da lástima. Cuando la mirada es profunda se ve un lugar pobre, muy pobre en ideas, inclusión social y sensibilidad humana.
Si habría que enfrentar a ese equipo de jugadores fríos, que pegan por pegar y le tienen prohibido soñar a los demás, de enganche yo pondría a Evo Morales.
A él no le importa tener que pasar entre miles de piernas para darle un pase gol a la dignidad. Morocho de piel, pelo renegrido, originalmente americano –sí, americano–, Evo gambetea al capitalismo como pocos. Y cada vez que puede, le hace un caño, para dejarlo en ridículo.
Desde su rol de conductor, el entrañable Morales no deja que los demás compañeros se arrodillen ante la arrogancia imperialista. Por eso Bolivia, tan pobre a la distancia, si se la mira de cerca resulta uno de los países más ricos del mundo.
Si jugaran Bolivia y Estados Unidos un partido por el honor de lo que vale la pena, no tengo dudas sobre el ganador. Incluso imagino una goleada: el país de la coca (cinco), el de la Coca Cola (zero).

13 comentarios:

Gabriel Ziblat dijo...

Que tipo versatil. Pasa del fulbo a la política de taquito. Adhiero a las críticas a las yanquis, pero no soy tan amable con el Evo. Diría que para mi la Coca le gana 1 a 0 a la Coca Cola. Y sobre la hora... Pero la idea general me parece acertada!

AYE dijo...

Yo leí que uno del FMI le dijo un día que ese organismo apoyó alguna vez a estados comunistas y que priorizaba la lucha contra la pobreza y la corrupción.
"La pobreza aumentó por ciertas políticas de concentración de la riqueza sugeridas por el FMI", contestó (el gran) Evo.

Gaby, si te corrieras un poco más a la izquierda, simpatizaríamos todavía más con vos.

Besos!

ArielEl Negro (Pero no Ojeda) dijo...

No me cabe duda el pueblo Boliviano, tiene mucha palabra y dignidad.-

Anónimo dijo...

No puede haber mejor manera de reivindicar al pequeño gigante que es Bolivia... Gracias por mostrar que el futbol es más que un espectaculo redituable... Gracias por dejarnos ver que el futbol también puede ser la metáfora en donde la lucha social resiste.
T.E.E

marce / lechu dijo...

Se me ocurre también el canto de una hinchada que exige más y más presión sobre el capitalismo. En vez de "huevo, huevo", podría resumir su grito en "evo, evo"

Justiciero anónimo dijo...

Yo diría que dejen de lado tanto endiosamiento. No hay que ser demasiado perspicaz para advertir que Morales tiene puesta la camiseta de Banfield. Asociación de ideas sencilla: Banfield-conurbano-Duhalde-droga. Si la Justicia quiere seguir mirando para otro lado, allá ellos. Pero este caramelito dulzón y empalagoso yo no me lo como.

Seguidores del justiciero dijo...

Para justiciero anónimo: tenés un blog propio? Basta de los Gabriel Ziblat que elogian todo.

PD: siguiendo con tu línea investigativa chequeá que el árbitro es el hermano de Diego Galván.

Gabriel Ziblat dijo...

Epa! Que quede claro que no elogio a los que critican desde el anonimato!! Cobardes...

Mc8 dijo...

VIVA EVO!!! VIVA HEBE!!! Y VIVA EVA!!!

Tio Sam dijo...

Bolivia se convertirá en un caso Honduras, muy pronto...

ruso dijo...

Marcelito, si juegan en la altura... siempre gana Bolivia.

Ariel -El Negro- dijo...

Pone mas cuentos la p... que te pario, pone mas cuentos ...
Dale vago colgo alguno mas, o colga el de Diego que me pasaste hace mucho.-
Saludos.-

Anónimo dijo...

Qué gran analogía! Si no 5, por lo menos 3 pepinos le obsequian a la caca cola (lenguaje florido mexicano a la hora de pedir un trago)

Elías Leonardo